Qué hacer cuando te dicen ‘te amo’ y no sientes lo mismo

Qué hacer cuando te dicen ‘te amo’ y no sientes lo mismo

Muchas han vivido ese incómodo momento en una relación: cuando tu pareja dice “te amo” y no sabes qué responder. Obviamente el que lanzó la declaración de amor no espera un “gracias” o un “qué bien”, sino un sincero y seguro “yo también te amo”, por lo menos. Del otro lado de la moneda, quizá tú soltaste la frase y la respuesta causó problemas con tu media naranja.

¿No sabes qué responder? ¿Cuándo debes decir “te amo”? Dos expertos nos dan algunos consejos para salir airosa en estas situaciones:

Tiempo. “Para no lastimar, hay que decirle a la pareja que esto puede tardar (el ‘te amo’)”, pero también aclarar desde el principio qué es lo que se espera de la relación. También se tiene que entender que el tiempo no es un parámetro de amor. “No hay que tener en cuenta solamente el tiempo de relación sino también la calidad de afecto que te está dando. Muchos creen que acumular tiempo es amor y eso no es cierto”, señala el terapeuta Juan José Vargas.

Diferenciar. Si bien es cierto que muchas personas pueden decir te amo más fácilmente que otras, es importante diferenciar entre estas dos frases que son “abismalmente diferentes”. “Hay personas que no ven la diferencia entre un ‘te quiero’ y un ‘te amo’”. Para la psicóloga Pilar Manrriquez un “te amo” debe estar cargado de compromiso, intimidad y pasión. Cuando estos tres elementos se unen podemos hablar de un sentimiento sincero.

No presionar. “Cuando no encontramos el mismo sentimiento en la otra persona, lo peor que podemos hacer es presionar u obligar a la pareja a que sienta lo mismo”, aconseja Manrriquez. El peor error que se puede cometer es inducir a que la pareja diga lo mismo. Aunque ésta lo afirme quizá sea porque se lo pide o exige y no porque realmente sienta lo mismo. “El amor de ninguna manera se compra, no se obliga”, añade Vargas.

Impulso. Otro grave error es caer en los impulsos y decir algo sin pensar ni reflexionar y en realidad no darle el valor que se merece. “A veces por muy impulsivos se dice te amo y no se siente”, advierte Vargas.

No correspondido. Cuando no se es correspondido “es importante virar a otro lado, dar la vuelta mirar y dirigir la atención a otro lado”. No aceptar que la otra persona no siente lo mismo es una equivocación. Cuando no se puede manejar la frustración es importante que se acuda a terapia.

 

Por Luis Flores Vásquez

Para más información visita: Mujer Bolivia

Fotos: iStock

Compartir