Siete errores que cometes al ducharte

Siete errores que cometes al ducharte

Pequeños detalles que marcan la diferencia en la salud de tu piel. Conoce los errores que cometes al ducharte:

Agua muy caliente. Un error muy común es someter nuestra piel a aguas con temperaturas muy elevadas. El agua templada es la mejor opción, porque no reseca la dermis.

Varias duchas. Contrario a lo que se piensa ducharse más de una vez al día no es bueno. En el caso de haber sudado mucho, como es el caso cuando vamos al gimnasio, procura hacer una ducha breve.

Perfume excesivo. Utilizar productos muy perfumados puede producir alergias o dermatitis en las pieles sensibles. Cuanto más cosmético sea un producto de higiene, mayor riesgo hay de agresión a la piel.

Depilación bajo el agua. Muchas aprovechamos el momento de la ducha, pero rasurar el vello mientras cae el agua. Esto puede provocar irritación. Lo aconsejable es usar gel o espuma y agua templada.

Olvidar la toalla. Dejar la piel húmeda solo está justificado en el caso de que recurramos a un aceite hidratante o nutritivo. De esta forma, podemos extenderlo sobre la piel y permitir que se seque de forma natural.

Restos de jabón. Si estamos muy apuradas y nos bañamos en un dos por tres podemos correr el riesgo de no eliminar los restos de jabón y así, provocarnos una dermatitis irritativa.

Daño al cuero cabelludo. Concentrarse en esparcir el champú en la coronilla y no en todo el cabello es un error muy frecuente. Recuerda que el acondicionador hay que repartirlo por los medios y las puntas, realizando un masaje hacia el cuero cabelludo.

 

 

Imagen: ecologiaverde.com

Compartir