¿Por qué huelen tan bien los bebés?

¿Por qué huelen tan bien los bebés?

Una de las primeras cosas que hacemos al cargar un bebé es olerlo, ya que tiene un aroma natural que es prácticamente indescriptible, pero ¿por qué ocurre eso?

El canal de YouTube ‘SchiShow’ ha querido revelar la respuesta. Según los científicos, este aroma se origina por los sobrantes del líquido amniótico que se queda en el cuerpo del bebé, también por la vérnix caseosa, que es la sustancia que cubre la piel del pequeño al nacer.

Pero esto no significa que si creas un perfume a base de líquido amniótico olerás muy bien, para nada. Los bebés tienen ese olor característico debido a que sus glándulas sudoríparas apocrinas no están activadas, por lo que no transpiran malos olores.

Un estudio publicado en la revista médica Frontiers demostró que este olor puede afectar de una forma a las mujeres, sobre todo aquellas que fueron madres recientemente. Los investigadores le pidieron a un grupo de voluntarias que olieran a un bebé mientras le median las reacciones del cerebro.

Esto reveló que cuando una mujer huele a un bebé se impulsan en el cerebro los mismos mecanismos que se activan cuando un adicto consume droga o cuando alguien con mucha hambre empieza a comer.

Según los especialistas, esto permite que la madre y el hijo mantengan una relación química, además se establece una necesidad biológica en la mujer para que proteja y alimente a su bebé.

“Estos datos provisionales sugieren que ciertos olores corporales podrían actuar como catalizadores de mecanismos de unión. Además actúa como un medio para el intercambio mutuo de indicaciones y señales que pueden influir en la relación entre la madre y el niño de una manera previamente demostrada por estímulos visuales”, aseguran los científicos.

Compartir